trusted tablets online pharmacy
Open top menu

Sabin Merino quiere reivindicarse en el Leganés

Sabin Merino Zuloaga, (Urduliz, 4 de enero de 1992), llega cedido del Athletic Club para disputar la presente campaña siendo la última incorporación del Leganés en el mercado veraniego.

Le ha costado llegar a la élite y se resiste a abandonarla. Sabin Merino entró en Lezama a los 10 años en edad alevín procedente del Danok Bat, club convenido del Athletic. Regresaría al mismo club de origen, donde completó su etapa infantil y cadete. Posteriormente, compaginaría sus estudios en Lousville jugando una temporada en el Estado de Kentucky en EEUU con Javanon FC U17. Es al finalizar su etapa juvenil en el Danok Bat cuando el Athletic lo recupera para jugar en el Basconia tras proclamarse campeón de la Copa Vasca. Allí realizó dos grandes temporadas marcando 27 goles, jugando en bandas y de delantero referencia en los 7o partidos que disputó. Eso le valió para debutar con el Bilbao Athletic de la mano de Ziganda y establecerse en 2013 como jugador del filial rojiblanco.

Su primera campaña en 2ªB fue discreta en cuanto a los registros goleadores que aportaba y solo hizo tres en los 38 partidos de liga que contó con algún minuto. Disputó sus primeros encuentros contra su nuevo club, venciendo en Lezama por 3-2 y cayendo en Butarque 1-0 y perdiendo las esperanzas de clasificarse para el playoff de ascenso que sí llevó al Leganés a Segunda División. Sin embargo, a Sabin le costaría un año hacer lo mismo que el Lega. Su explosión esa campaña fue al nivel de los años en el Basconia y se fue hasta los 18 tantos en 42 partidos que llevaron al Bilbao Athletic de vuelta a la Categoría de Plata. Valverde aprovechó la velocidad del extremo vasco para refrendarlo en la primera plantilla, debutando ante el Inter de Baku y poco después levantando junto a su compañero Eraso la Supercopa de España ganada al Barcelona. 38 partidos repartidos entre liga, copa y Europa League con siete dianas fue su carta de presentación.

Pero el cuento cambió y la siguiente temporada Ernesto Valverde le retiró los minutos que le había regalado un año antes. Las lesiones (pubis, tibia y musculares) tampoco ayudaron demasiado a maquillar unos números en declive: 19 partidos y un gol. Nada cambió la temporada pasada ya con Kuko Ziganda, su valedor, en el banquillo, lugar que ocupó durante la mayor parte de la campaña. En los 18 encuentros que tuvo participación se fue de vacío por primera vez en su carrera.

Sabin Merino, con un físico privilegiado de 1,87 cms, unido a su potencia y gran coordinación de movimientos hacen de él un futbolista muy aprovechable por su polivalencia al poder caer a ambas bandas y jugar de delantero. Esta temporada buscará volver a reencontrarse con su mejor fútbol, olvidar las lesiones y demostrar que está capacitado de sobra para jugar en el Athletic.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.