trusted tablets online pharmacy
Open top menu

El VAR es una vergüenza

Comparte:

Otra noche más. Otra noche en la que la ilusión con la que el Leganés aprieta a un equipo grande se ve esfumada por el mal uso de una herramienta que debería hacer más fácil el devenir del fútbol. Hay una cosa que deberíamos tener todos clara: el VAR no entra en situaciones de interpretación del árbitro principal. Esa regla no quita la cara de tonto que se le queda a cualquier hincha pepinero cuando ve a su portero con los tacos del rival en el brazo, o con la rodilla del rival en la cara. Y esa cara de tonto aumenta cuando resulta que todo eso supone un gol en contra del Leganés.

Ante esta situación, ¿quién es el culpable? De Burgos Bengoetxea, árbitro principal, de Iglesias Villanueva, árbitro del VAR, quién no da orden de mirar las imágenes al árbitro, o de LaLiga: organización que presume de ser la mejor Liga del mundo. Vale que Messi cambió el partido. Vale que el resultado final es 3-1. Vale que Cuéllar podría haber despejado hacia fuera del campo. Pero no vale que Luis Suárez arrolle a Cuéllar y cometa juego peligroso sobre el portero del Leganés en ÁREA PEQUEÑA. No todo vale.

Lo que está claro es que el esperpento del VAR arregla muchas situaciones que antes pasaban por alto, pero cuando hay errores (robos) tan clamorosos hacia ciertos equipos, suponen una situación vergonzosa sobre el funcionamiento del VAR y sobre su aplicación.

¿Qué hubiese pasado si la jugada hubiese sido en el otro área?

En apenas dos semanas el VAR ha perjudicado al Leganés ante los dos equipos más importantes en España. El partido de Copa del Rey en el Bernabéu dejó en la retina de todo pepinero una jugada más que dudosa en la que Odriozola fue derribado por Gumbau. Un penalti que no creo que se hubiera pitado si fuera en el área madridista. Algo parecido a lo que sucedió en el Camp Nou. Si esa plancha hubiera sido de En-Nesyri sobre Ter Stegen seguramente estaríamos hablando de otra cosa.

Por todo ello, el Leganés se ha cansado. Ya está bien de poner la otra mejilla, pero más allá de quejarse ante los micrófonos, con razón por otra parte, el Leganés escribirá una queja formal hacia la RFEF y hacia el Comité Técnico Arbitral sobre porqué no fue juego peligroso.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.