Open top menu

Miguel: «Tenemos claro que vamos a perder puntos, pero esperamos que sean los menos posibles»

Decimoseptimo programa de la 16ª temporada con la entrevista al jugador del C. D. Leganés Miguel de la Fuente, donde analizaremos la dura derrota ante el Real Oviedo. Con Pablo Silvestre, Alberto Madera, David Pineros y Mery Sanz. Todos los lunes, en Antena Cemu Radio, 89.2 FM, y en Ivoox, iTunes y Spotify.

Después de analizar el choque ante el Oviedo, comenzó la entrevista con el jugador de moda de la Segunda División, Miguel de la Fuente. El delantero analizó junto a los contertulios la derrota a domicilio, después de dos victorias muy contundentes ante el Andorra y el Burgos. El mismo jugador comentó que Borja les permite jugar en una gran variedad de sistemas y eso les permite adaptarse a todo tipo de partidos porque depende mucho de cómo salgan los rivales. Teniendo en cuenta que a los pepineros les viene un calendario complicado, teniendo en cuenta que la mayoría de los próximos rivales se encuentran en la zona de arriba o a media tabla, Miguel es cauto y sabe que el equipo va a seguir esforzándose igual o incluso más para seguir soñando y manteniendo ese liderato: «Tenemos claro que vamos a perder puntos, pero esperamos que sean los menos posibles (…) Estamos bien y competimos los partidos en casa o fuera», fue una de las declaraciones que nos dejó el joven jugador.

Como supimos hace prácticamente dos meses, Miguel estuvo jugando un par de semanas con el menisco roto y sin aparentes síntomas, dando su máximo nivel en cada encuentro incluso marcando un par de goles. Con su vuelta hace una semana a los terrenos de juego, él mismo nos comentó que: «Al principio fue cosa mía porque me permitía jugar, con dolor, pero podía. Hablé con Borja y con el club para ver cuando sería mejor parar (…) Las dos últimas semanas que jugué, no entrené apenas (…) Hemos acortado alguna semana, pero desde lo que me dijo en su primer momento el doctor, todo salió bien y con suerte lo hemos podido hacer». Sin duda alguna, Miguel sabe que con 24 años todavía le queda mucha guerra por dar, pero considera que ahora mismo ya está a su máximo nivel, en un Leganés que también le permite sacarlo.