trusted tablets online pharmacy
Open top menu

Aitor Ruibal, el león de Manresa llega al coliseo de Butarque

Comparte:
Aitor Ruibal García (Manresa, 22 de abril de 1996) llega al CD Leganés cedido para la presente temporada por parte del Betis. Los pepineros se guardan una opción de compra a final de campaña.

Comenzó a dar sus primeras patadas a un balón en su Sallent de Llobregat, un pueblo minero con sólo 6.000 habitantes de donde también es natural el ex pepinero Rubén Navarro, en las filas del CE Sallent donde estuvo hasta cadetes. Antes había probado puntualmente con el Barcelona y el Espanyol pero no llegó a fraguar para incorporarse a las categorías inferiores.

Posteriormente dio un paso que trató de retrasar lo máximo posible antes de marcharse al CE Manresa con el que debutó en Primera Catalana, gracias en parte a sus 14 goles en el juvenil, y posteriomente a la UE Cornellá con la que se estrenó en Segunda B con 17 años y donde jugó durante dos campañas hasta el último tramo del curso 2014-2015, momento en el que se unió al equipo juvenil del CE L’Hospitalet.

En L’Hospitalet, una lesión del delantero titular le dio una oportunidad de lucirse en Segunda B, y el de Sallent no la desaprovechó. En diciembre el Betis puso sus ojos en él por unos 20.000 euros. A pesar de ser amateur de primer año, Ruibal demostró en poco más de medio año las aptitudes que ya se le presupone de acuerdo con las cifras que ya dejaba su etapa de juvenil. Disputó 18 partidos oficiales (17 de Liga y de Copa Federación), con un balance de 3 goles marcados.

A pesar de aterrizar en un equipo sumido en el pozo de la clasificación, a punto estuvieron de salvar la categoría. En su primeros meses en Sevilla el jugador catalán marcó cinco goles en 19 partidos. A pesar del descenso a Tercera, el jugador se quedó para enmendar la pérdida de categoría y lo consiguieron derrotando al Lorca Deportiva en la eliminatoria de campeones. Aitor aportó ese año siete goles en los 27 encuentros disputados.

De vuelta a la Segunda “B” el equipo se descompuso y notó demasiado la marcha de tres de sus mejores jugadores llamados por Quique Setién a las filas del primer equipo: Junior, Loren y Francis. También Aitor tuvo su oportunidad por parte del técnico cántabro y le hizo debutar en Primera División en la decimo quinta jornada ante el Atlético de Madrid. Una semana después volvió a tener otra oportunidad para enfrentarse al Málaga.

Sin embargo, el filial bético volvió a perder la categoría a pesar de los buenos números del manresano y ocho tantos en 28 partidos llamaron la atención de Paco Belmonte, ex director deportivo del Leganés y máximo accionistas por aquel entonces y actualmente del Cartagena, quién lo reclutó para afrontar los playoffs de ascenso por lesión de Cristo Martín. Disputó las los seis encuentros de las eliminatorias, cayendo contra el Majadahonda en la primera y contra el Extremadura en la definitiva tras ser repescado.

El pasado verano salió cedido al Rayo Majadahonda para jugar en Segunda División. A pesar de no contar demasiado para Antonio Iriondo a principios de temporada, su tenacidad y trabajo terminaron abriéndole un hueco en el conjunto majariego. Finalizó la campaña con 35 partidos disputados (todos de liga menos uno de Copa del Rey) en los que anotó 11 goles. Sin embargo, su gran actuación en el debut en LaLiga 123 no sirvió para que los del oeste de Madrid mantuvieran la categoría.

Aitor Ruibal llega a préstamo al Leganés para demostrar que es un jugador muy vertical, donde pone en pos del equipo su trabajo, sacrificio y talento. Se puede desenvolver como delantero centro o con doble punta, teniendo mucha movilidad. También puede ocupar las veces de un extremo aprovechando su rápidez y potencia que le hacen encarar con perseverancia el área contraria.

Posee un potente disparo que arma con cierta facilidad y también puede acompañarlo de un golpeo de interior para alejar el balón lejos del alcance de los adversarios. De niño siempre llevaba camisetas de Luis Enrique ahora sus ídolos los tiene claros: Luis Suárez y Messi. Lleva tatuado un león por su abuelo. El primero es el Rey de la Selva, el segundo, el “rey” que le acompañaba a todos lados cuando era pequeño y que cuidó de él junto a su madre.

1 Respuesta a los comentarios

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.