trusted tablets online pharmacy
Open top menu

El Lega remonta un 2-0 y puntúa en Vitoria

Comparte:

D. ALAVÉS 2-2 CD LEGANÉS

El Leganés logró puntuar en Vitoria con un partido de fe. De competir hasta el final, como ya hiciera en su última salida contra el Betis, aunque esta vez, al cosa acabó mejor.

Los de Asier arrancaron de una forma superlativa el encuentro. Parecía que la pelota se imantaba a las botas de los de verde. Todo lo cogían los pepineros. Un inicio en el que el Alavés anduvo perdido, muy perdido, y que el Lega no supo aprovechar. Así pues, el Alavés fue adaptándose y haciendo frente al Lega, que fue perdiendo terreno hasta que el partido se igualó poco a poco. Fue una primera parte sin excesivos peligros para ambos, aunque hubo dos ocasiones para cada uno. La primera, del Alavés. Gol de Munir, pero en fuera de juego. La segunda, del Lega. Mano a mano de El Zhar, idéntico al de Munir, pero sin fuera de juego, y sin gol. Fallo del marroquí en una gran ocasión para abrir la lata en el 44’. Un fallo que salió caro.

En la segunda parte el Alavés fue otro. O no, pero se encontró con un premio. Envuelto en lazo por Siovas. El jugador griego forcejeó con Guidetti cerca de la banda. El linier levantó la bandera para pitar falta y Siovas, obedeciendo al linier, cedió hasta pararse. Guidetti siguió y el árbitro dio ley de la ventaja. El sueco se introdujo en área, vio a Munir, y gol. 1-0 en el 46’ que se convirtió en mazazo de los buenos pocos minutos después. Apenas cinco, el Alavés marcó otro. Pase filtrado a Guidetti, cuyo disparo repelió Cuéllar, para caerle en las botas a Pedraza, quien no perdonó. 2-0 y cara de tontos. El Alavés pareció sentenciar en un visto y no visto.

Al Lega le tocaba remar no sólo contracorriente, también cuesta arriba. Pero si un equipo puede hacer eso, es el Lega. No se rindieron los pepineros, que con algunos cambios -salieron Eraso y Omar, y entraron Amrabat y Darko- continuaron en busca de recortar distancias. Algo que llegó con una jugada fortuita. Disparo de Gabriel en el 74’ dentro del área y mano de Guidetti, quien acabó hasta haciéndose daño en el pecho de tanto darse golpes al grito de “me ha dado aquí”. Las imágenes en televisión no fueron esclarecedoras, pero parecen más mano que pecho. Gabriel chutó desde los once metros y marcó. La fe pepinera se hizo patente con el 2-1, y la insistencia terminó dando sus frutos.

Al Alavés le empezaban a salir mal las cosas. Codazo de Ely a Beauvue en un salto con la que vio la segunda amarilla, dejando al Alavés con diez. Y de esa misma falta llegó el gol. Centro al área que despeja mal la defensa albiazul y Zaldua, que estaba por allí, disparó con todas sus ganas, las suyas y las nuestras, para marcar el 2-2 en el 89’. Éxtasis y final. Un punto que sabe, sin duda, a victoria.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

<

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.