Open top menu

Los horarios vuelven a crispar a la afición pepinera

Ayer se conocía el horario la 24ª jornada de liga que enfrentará al Leganés con el Burgos en El Plantío. Será el próximo domingo 23 de enero a las 14:00 sumando una cita más a un horario controvertido desde su implantación. En el otro lado de la balanza, y omitiendo jornadas entre semana, prácticamente la mitad de encuentros se han disputado a partir de las 21:00 siendo más agravante que cinco de ellos hayan sido la noche anterior a un día laboral/lectivo.

Haciendo un repaso a las jornadas que han caído en fin de semana y exceptuando las dos que se han disputado en martes y jueves (J14 y J11), el viernes tiene un horario muy marcado a las 21:00 y en esa franja el Leganés ha jugado contra Sporting, Almería y Huesca, siendo este último partido el cinco de noviembre.

El inicio del fin de semana como tal es con siete encuentros el segundo día más usado para fijar partidos del conjunto pepinero. Su distribución desde las 16:00 hasta las 21:00 demuestra que, según datos de LaLiga, no hay una relación entre audiencias o asistencia claros para fijar un horario fijo para este día de la semana. Su ausencia en horario matinal, protegiendo al fútbol base, contrasta con la buena acogida en una ciudad con numerosos clubes y escuelas de formación.

El domingo a las 14:00 es el horario más significativo de los que se llevan hasta la fecha. De las 22 jornadas que se han disputado y las dos próximas fechas que se conocen, el horario «prime» para Oriente, donde todo puede apuntar a la participación de Gaku Shibasaki en el conjunto pepinero, cinco de ellos han coincidido con el mismo y en los últimos dos meses prácticamente: Mirandés, Las Palmas, Ponferradina, Valladolid y próximamente Burgos.

El añadido se enmarca dentro de la cultura española, acostumbrada a realizar la comida en esa franja del partido, obligando a adelantarla, posponerla o cambiar los hábitos mientras se realiza con el visionado. Eso para los partidos fuera de casa. En los estadios y con las medidas sanitarias reimplantadas con la prohibición de comer en los estadios, agrava más dicha franja.

Butarque, estadio construido por y para jugar en horario matinal, fue uno de los máximos exponentes del horario de las 12:00 del domingo coincidiendo, en muchos casos, con el partido televisado en Segunda División por el antiguo Canal +. Un horario que ya ha quedado para el recuerdo para LaLiga y los encargados de fijar sus partidos.

Para finalizar, el lunes ha sido un horario que ha caído en desuso y donde Girona, Huesca y Zaragoza copan esta franja. Penalizado en años anteriores, LaLiga no «ha castigado» en demasía al conjunto pepinero con uno de los horarios más repudiados para los aficionados al fútbol y solo se ha visto obligado a fijarlo a dos de los conjuntos citados anteriormente (gerundenses y maños) y el Burgos. Sumado a los dos encuentros del domingo, han sido cinco de ellos los que han finalizado posteriormente a las 23:00, siendo laboral/lectivo el día siguiente, penalizando nuevamente a los trabajadores, estudiantes y seguidores del CD Leganés.

La última polémica ha llegado con la Copa del Rey del partido de mañana. Su emisión prevista para las 16:00 choca con un horario todavía marcado dentro de la franja laboral que hará que muchos trabajadores no puedan acudir y con un evento cultural con mucho arraigo en nuestro país: la tradicional cabalgata de Reyes. A las 17:30 llegarán Sus Majestades los Reyes Magos a la Plaza del Milenio y una hora después comenzará el recorrido desde la Fuente de Grecia hasta la Plaza Mayor, haciendo que muchos padres o niños se piensen su asistencia a Butarque o salgan a la carrera del estadio.

Autor