Open top menu

Plaga de bajas para visitar El Molinón

Cuando todo parecía demasiado bonito, con todos los efectivos disponibles para las convocatorias, el Leganés ahora mismo está en horas bajas, nunca mejor dicho. Como ha confirmado Borja Jiménez en la rueda de prensa previa al encuentro de este sábado, los pepineros viajarán con las bajas de Dani Raba, la cual se espera que tenga una mayor gravedad de lo esperado, Miguel de la Fuente, Miramón y Darío Poveda. Justo en el caso del último, se había empezado a hablar por redes sociales la posibilidad de su titularidad para el Sporting, pero Borja no podrá contar con él para este viaje.

En relación con esto, muchos podríamos pensar que es el momento de que empiecen a entrar en el once otros jugadores con menos regularidad y menos minutos del grupo, y por eso mismo el míster ha comentado que ahora es el momento de que estos jugadores «no habituales» den un paso al frente, y que él está tranquilo en ese aspecto porque sabe que cuenta con una plantilla amplia para todo tipo de circunstancias. «Buscaremos soluciones al problema que tenemos para estas semanas», ha señalado Borja bastante convencido sin entrar en el tema del mercado de invierno, del cual también ha sido preguntado.

El penúltimo rival de los pepineros en este 2023 será el Sporting de Gijón, posicionado actualmente en el tercer puesto de la clasificación, a sólo cuatro puntos del actual líder de la competición. Los últimos cinco encuentros entre los dos equipos han dejado un registro de 3 empates y una victoria para ambos, pero Borja es optimista: «Queremos ganar. Es un rival directo. Hemos tenido muchas salidas difíciles y esta es una de ellas. Vamos a un campo donde no ha ganado nadie, pero tenemos la ambición de ganar».

Tras escuchar como algunos aficionados pitaron en el anterior encuentro ante el Eldense, Borja ha vuelto a aclarar su pensamiento sobre cómo entiende la situación, teniendo en cuenta que sabe que la afición quiere lo mejor para el equipo: «Entiendo nuestra relación con la afición como una familia. Hay que entender la crítica como algo constructivo y hay que saber escuchar cuando alguien te dice algo. Me lo tomo como algo constructivo, pero las familias en los momentos difíciles se apoyan (…) Hay que disfrutar juntos, sufrir juntos y llorar juntos cuando tengamos que llorar«, ha concluido el míster.