Open top menu

Los maños acaban con la ilusión del Leganés en el añadido

A pesar de la dinámica que estaba arrastrando el equipo, los aficionados pepineros no abandonaron al equipo en la tarde de sábado lluviosa y fría de finales de abril, con un Leganés que se jugaba el liderato contra un Real Zaragoza que, a pesar de no jugarse nada, no iba a poner las cosas fáciles. Con algunos cambios en el once inicial que sorprendieron a todos los aficionados, con la entrada de Miguel, Miramón, Chicco y Cissé, más la defensa de cinco, el Leganés se plantaba en el césped de Butarque en busca de la victoria.

La primera oportunidad de gol fue para los locales tras una gran jugada de Cissé, que Miguel no supo finalizar en el minuto 3 de partido. La más clara del Zaragoza sin embargo llegó diez minutos después en un cabezazo que se fue rozando por poco y que hizo espabilar a Diego Conde. El transcurso del partido continuó con un juego bastante tranquilo, sobre todo en cuanto a ocasiones de cara a puerta, pero más activo en el centro del campo, con acercamientos tímidos por parte de ambos y muy poco atrevimiento. No fue hasta el tiempo añadido cuando la polémica se apoderó de Butarque por un posible penalti a Cissé que no fue ni revisado por el trío arbitral en el VAR.

Primera mitad muy plana para lo esperado, con un Lega que tuvo que gastar uno de sus cambios en el minuto 30 por la lesión de Yvan, y que, a pesar de estar mejor que su rival en cuanto al plano ofensivo, no supo desatascar el buen trabajo defensivo de los maños. Asimismo, cabe destacar que la vuelta de Miramón a los terrenos de juego ha sido una de las claves para el equipo, sin duda una pieza clave que ayudó mucho durante todo el encuentro a tirar del carro pepinero, al igual que Chicco, que estuvo muy preciso para los pocos minutos que se le están brindando esta temporada.

Tras el paso por los vestuarios, parecía que el tinte era el mismo, a pesar de que ambos entrenadores cambiaron alguna de sus fichas para la segunda mitad, pero llegó Miguel de la Fuente en el minuto 56 y desatascó al Leganés de su sequía de cuatro partidos (423 minutos después en concreto). El gol despertó tanto al estadio al completo como a los dos equipos, quienes metieron la quinta marcha y empezaron a presionar el doble de lo que venían haciendo. Fue en el minuto 60′ cuando Diego Conde tuvo que desempolvar los guantes para sacar el tiro cruzado de Toni Moya que pudo significar el empate.

Sin duda, esa dinámica que veníamos viendo meses atrás en la que el Leganés hacía mejores segundas partes, volvió a verse en el terreno de juego ante los maños. Con un resultado todavía ajustado en el marcador, el Zaragoza empezó a apretar, con un Leganés ‘rezando’ los últimos 15 minutos porque ninguno de esos acercamientos entrara. El miedo llegó a Butarque en el minuto 80, cuando Diego Conde sacó a bocajarro el disparo de Moya, que se quedó ante el guardameta, y Mikel Mesa falló el rechace, siendo sin duda la ocasión más clara del cuadro maño en todo el partido. Sin embargo, cuando ya estaba todo Butarque celebrando los tres puntos, un penalti por la mano de Sergio en el añadido, acaba con la ilusión pepinera.

CD LEGANÉS 1-1 REAL ZARAGOZA

Alineaciones:

CD Leganés: Diego Conde, Jorge Sáenz, Sergio G., Portillo, Miguel (Diego García, 81′), Juan Cruz (Dani Raba 45′, Darko 81′), Franquesa, Neyou (Arambarri, 29′), Miramón (Nyom, 70′), Chicco, Cissé.

Real Zaragoza: Edgar, Zedadka (Bakis, 71′), Jair Jr, Francés, Aguado (Jaume, 45′), Iván (Sergi Enrich, 83′), Maikel, Fran Gámez (Cortés 88′), Toni Moya, Lluis López, Liso (German, 71′).

Goles: Miguel de la Fuente (56′), Maikel Mesa (90+4′)

Árbitro: Arcediano Monescillo. Amonestó a Neyou (11′), Zedadka (69′), Raba (72′).

Estadio: Estadio Municipal de Butarque (9719 espectadores)